Manuel Fernández de la Cueva

La emoción de escribir tranquilo en Corral

Manuel Fernández, "Costrillas" para los del pueblo, es uno de los autores más activos que tenemos en la localidad, con varios títulos publicados y colaborando en en el programa "El Marcapáginas" de radio Intereconomía, siempre saca tiempo para escribir. Donde más cómodo se se encuentra es, tal vez, en la poesía y de ello y de su libro más reciente nos habla. Un libro, Eterno Café, donde recoge los poemas que escribía cuando ayudaba a su familia en el bar.


c_280_300_16777215_00_images_fotos_libros_capuani.png1. Actualmente creo que eres el autor de Corral con más títulos publicados, estudios filosóficos y, sobre todo, poesía. El último libro tuyo que acaba de aparecer es una recopilación de poemas que escribiste cuando ayudabas en las tareas del ‘Bar Fernández’. El trabajo en un bar es duro y deja pocos respiros. ¿De dónde sacabas el tiempo para escribir?

En primer lugar quisiera dar las gracias a la Asociación y a todos los paisanos que siempre acogen con tanto agrado e interés estos hijos, algunos del “sentimiento” y otros del “entendimiento”. Dicho esto, recuerdo que en el bar pasaba muchas, muchas horas y buscaba tiempo para escribir algo. El tiempo no se tiene, se busca, sólo tenemos que buscar el tiempo que queremos tener.

2. De las cosas que percibías en el bar, de las conversaciones con los clientes ¿cómo decidías sobre qué era interesante escribir y sobre qué no?

En un bar es interesante todo; las cervezas, los aperitivos, las conversaciones, los gestos, las miradas…, todo, absolutamente todo. Sin embargo para mí era motivo de arte cualquier cosa sencilla, todo eso que normalmente pasa desapercibido porque muchas veces vivimos con los sentidos anestesiados.   

3. ¿Cuántos libros tienes publicados y cuál será tu próximo proyecto editorial?

Aunque, efectivamente, he publicado varios libros, debo decir que también he dirigido y presentado unos libros clásicos de la Editorial Bergua. Yo mismo he donado ejemplares para el I.E.S “La Besana” y para la Biblioteca de Corral. Lo digo para animar a todos los paisanos a la lectura y así no se pierda la sabiduría de Marco Aurelio, Dante, Platón, Pascal, etc., en las estanterías. El próximo proyecto editorial lleva por título “Diario de un papá filósofo”, donde escribo, día a día, los sentimientos que ha despertado en mí el hecho de ser papá. Este libro es algo muy íntimo y personal pero tiene la vocación de ser universal porque quien lo lea se reencontrará con este indescriptible sentimiento.  El editor quiere sacarlo a la luz este año pero le he pedido, por favor, que el año que viene. Es bueno no agobiar a los lectores.

4. Los movimientos literarios de principios del siglo XX se rebelaron, de alguna forma, contra los elementos estructurales de la poesía, no querían métrica, no querían rima, sino que la poesía fuera, por así decirlo, una transpiración espontánea del pensamiento o del sentimiento. Si nos saltamos las normas de composición de la poesía, ¿no crees que podemos quedarnos con una mera enumeración de sentimientos carentes de la emoción que da la musicalidad del ritmo?

A mí me gusta la libertad para poder expresar lo que uno quiera. La rima acaba siendo un corsé donde hay veces que no te deja plena libertad para decir lo que sientes. El artista debe buscar el ámbito donde mejor se encuentre.

5. En su momento, dijo Gabriel Celaya que “la poesía es un arma carga de futuro”. Desde entonces hasta ahora ha pasado tiempo. ¿Cómo has visto ese futuro?

Estoy de acuerdo. Considero que el arte, también la poesía, es un modo de envolver el pasado y dárselo inmaculado a nuestros hijos. ¡Dejémosle algo bello!

6. ¿Qué papel crees que puede desempeñar la poesía con la que está cayendo? ¿No crees que le sobran flores y le falta compromiso?

Son tiempos difíciles y creo que ahora es el mejor momento para volver a re-descubrir o desvelar ciertos conceptos artísticos y ciertos valores que el hombre postmoderno tenía dormidos en su interior.

7. ¿Cómo y de qué se escribe poesía en el siglo XXI? ¿Cómo se puede escribir en un pueblo?

El ave necesita volar, el pez nadar y el hombre necesita crear, expresarse, decía Ortega y Gasset. A mí me emociona escribir tranquilo en Corral.

8. ¿Existe la poesía en Corral?

En este libro “Eterno Café” escriben algunos poetas. María Jesús hace unos certámenes de poesía francamente bellos. Hay muchos más poetas y artistas que viven en silencio y no lo dicen. A mi juicio es un error porque es como guardar la luz del candelabro debajo de la cama.

9. ¿Qué papel crees que podría desempeñar la Asociación Cultural Amigos de Corral de Almaguer en la promoción literaria del pueblo?

El reto de Corral, a mi juicio, es promocionar y “sacar a la calle” el arte que nuestros genios llevan dentro. Podríamos hacer “Días de Poesía a la Calle”, “Días de Pintura a la Calle”, “Días de la Escultura a la Calle”, “Días del Teatro a la Calle”, etc., de verdad en Corral hay verdaderos genios. Esto que yo llamo “sacar el arte a la calle” creo que la Asociación lo está haciendo muy bien, FELICIDADES.

10. Si te pidiera tres nombres de la poesía de todos los tiempos ¿cuáles me dirías?

Sin dudar y sin pensarlo dos veces: S. Juan de la Cruz, Miguel Hernández y Pedro Salinas.

0
0
0
s2smodern