Historia de la bicicleta

En nuestro periplo de rutas por el campo en bicicleta, queremos hacer un alto en el camino, detenernos y refrescarnos la memoria para indagar en la historia de este artilugio de dos ruedas (biciclo-dirigible), su historia y su aportación a la vida del hombre como medio de transporte más universal.
 
Antes que los Velocípedos, las primeras máquinas animadas de las que existe constancia datan del año 330 a. C. El rey Filipo de Macedonia ordenó a sus ingenieros construir unas enormes torres de madera que avanzaban a merced de sus ocupantes mediante un sistema de poleas y pedales que actuaban sobre sus ejes. El Imperio Romano y la Edad Media también conocieron la existencia de vehículos que se movían por si mismos con la fuerza de la tracción muscular del hombre.

 

Texto: Eugenio Ganzález

LOS ORÍGENES DE LA BICICLETA (Primera parte)
 
  En nuestro periplo de rutas por el campo en bicicleta, queremos hacer un alto en el camino, detenernos y refrescarnos la memoria para indagar en la historia de este artilugio de dos ruedas (biciclo-dirigible), su historia y su aportación a la vida del hombre como medio de transporte más universal.
 
  Antes que los Velocípedos, las primeras máquinas animadas de las que existe constancia datan del año 330 a. C. El rey Filipo de Macedonia ordenó a sus ingenieros construir unas enormes torres de madera que avanzaban a merced de sus ocupantes mediante un sistema de poleas y pedales que actuaban sobre sus ejes. El Imperio Romano y la Edad Media también conocieron la existencia de vehículos que se movían por si mismos con la fuerza de la tracción muscular del hombre.   
 El primer velocípedo, la draisiana dirigible, fue probada con éxito el 12 de junio de 1817 en Mannheim por el alemán Barón Drais.  Estaba construida en madera, pesaba 23 kilogramos y logró rodar a una velocidad de 12,5 Km/h. Fue presentada en sociedad el 5 de abril de 1818, en los jardines de Luxemburgo de París. Había nacido el germen del ciclismo.

  En el transcurso de unas décadas, en 1861, los franceses Ernest Michaux su padre y su hermano Pierre, inventaron los pedales que incorporaron a la rueda delantera (Vélocipéde á pedales), dando lugar al nacimiento del BICICLO y, más adelante, la BICICLETA, fabricada en hierro forjado y con un peso de 40 kilogramos y un diámetro de rueda de 80-90-100 cm. Hubo otros inventores que les precedieron, tales como el herrero escocés MacMillan y el alemán Philip Moritz, natural de Obendort, quien cambió las llantas de madera por otras de acero, añadiendo unos pedales a la rueda delantera, e imponiendo así el modelo Michaux.
 
  Los periódicos de la época empiezan a interesarse por el recién llegado al mundo de la industria. “Le Vélocipéde”, que más tarde se llamaría “Le Vélocipéde Illustré”, tenía una tirada bimensual y se dedicada en exclusiva al mundo de los velocipedistas. Tuvo un importante papel en el fomento del velocipedismo como diversión, deporte e industria.

Leonardo da Vinci (1452-1519) nos dejo unos bocetos de la bicicleta, así como la construcción de aquellos artilugios que eran ante todo juguetes para reyes y príncipes, divertimentos para ricos burgueses. No obstante, surgieron inventos útiles que fueron los lejanos precursores de los primeros velocípedos, pero el estado de las carreteras de finales del siglo XVIII y principios del XIX, deplorables, de firme tosco e irregular, no eran las más idóneos para probar los vehículos de tracción muscular,  por  lo que el caballo y los carruajes ligeros siguieron siendo los únicos medios de transporte.

    “El Veloce Club de Paris” organizó la primera competición de este deporte el 31 de mayo de 1868 sobre una distancia de 1000 metros, en el parque de St. Cloud. También colaboró la Compañía Parisiense de Biciclos de los hermanos Oliver. Los velocípedos eran de la marca Michaux. La primera gran carrera fue Paris-Rouen, de 123 kilómetros. La salida se dio en la plaza L’Etoile el 7 de noviembre de 1869 y contó con 203 participantes en biciclos que pesaban 30 kilos y que sufrían el lamentable estado de las carreteras. El vencedor fue el ingles James Moore, que hizo el recorrido en 10h. 10 m. a una media de 11,53 Km/h.

0
0
0
s2smodern